Mousse de café

Soy fanática del café. Me encanta prepararlo para el desayuno y usarlo como saborizante en muchas preparaciones. En esta receta aprenderán a preparar una riquísima mousse con la intensidad y notas del café torrado.

No suelo prepararlo muy seguido, ya que no es muy saludable. Sin embargo, en una fiesta donde todos comemos una pequeña porción es un buen momento para degustarlo. En la foto podrán verlo acompañando a un brownie que hice para el cumpleaños de mi novio, otro fanático del buen café.


ingredientes Mousse de café:

☕ 400 ml leche condensada
☕ 4 cucharadas café instantáneo
☕ 360 ml crema de leche a medio punto
☕ 1/2 sobre de gelatina sin sabor

Paso a paso:

1. Colocar la leche condensada en una cacerola y agregar el café instantáneo.

2. Calentar 1/2 minutos a fuego bajo, o hasta que se disuelva. Revolver constantemente con una espátula para que no se queme el fondo.

3. Dejar enfriar 1 hora en la heladera.

4. Pasada la hora, batir la crema de leche a medio punto en un bowl grande.

5. Agregar la leche condensada a la crema y batir lo mínimo indispensable, para evitar que la crema se corte.

6. Colocar dos cucharadas de la preparación en un recipiente apto microondas y agregar la gelatina sin sabor. Revolver y calentar en el microondas 30 segundos.

⇒ Si no tienen microondas, colocar la mezcla en una cacerola pequeña y calentar a fuego mínimo hasta que la gelatina se disuelva.

7. Incorporar a la mousse la mezcla con gelatina en caliente y batir rápidamente para que se distribuya homogéneamente.

 Si agregan la gelatina disuelta en caliente pero tardan mucho en empezar a batir, la gelatina solidificará y formará grumos. En caso de que les suceda, quiten los grumos de gelatina con un colador y vuelvan a agregar más gelatina disuelta. Si no hacen esta corrección la preparación nunca endurecerá y quedará líquida.

8. Dejar enfriar mínimo 4 horas o hasta que la mousse solidifique correctamente.


FREAKYTIPS:
  • Pueden usar esta mousse para preparar postres en copas y acompañarla con merengues, galletitas molidas, chocolate derretido o chips de chocolate.
  • También pueden usarlo para rellenar piononos dulces o bizcochuelos (¡queda super rico!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *